sábado, 14 de diciembre de 2013

Capturando la radiación solar también en la oscuridad. Energía y pobreza.

Desde hace unos años, investigadores del Laboratorio Nacional de Idaho, integrante del Departamento de Energía de Estados Unidos, están capturando energía solar también en la oscuridad a través de células solares sensibles a la radiación infrarroja. Los paneles solares actuales capturan de la radiación electromagnética la energía correspondiente a la luz visible, es decir la detectada por el ojo humano. Steven Novack, físico del Laboratorio Nacional de Idaho, dirigió el equipo de investigación destinado a producir paneles de nanoantenas constituidos por diminutos cuadrados o espirales estructurados capaces de captar los rayos infrarrojos. Cerca de la mitad de energía solar disponible llega a la tierra forma de rayos infrarrojos. Gran parte de estos se vuelven a emitir en forma de calor durante la noche, chocan con las nubes y son reflejados hacia el suelo. Los prototipos realizados de células solares para la absorción de radiación infrarroja ya están funcionando, absorben la radiación de muchos ángulos diferentes, lo que les da una eficiencia de alrededor del 46% superando a los paneles fotovoltaicos actuales. Recientemente un grupo de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles  desarrollaron  un polímero transparente capaz de convertir cualquier superficie de vidrio en un panel solar. El dispositivo aplicable desde  las ventanas de una casa hasta  el techo panorámico de un auto está hecho de un plástico fotoactivo que convierte la luz infrarroja en corriente eléctrica. El líder del estudio, Yang Yang, profesor de la UCLA destaca las características de las celdas: “…están  hechas de materiales  plásticos ligeros y flexibles, pueden ser producidos en gran volumen y a bajo costo…”.
Los  avances tendientes a hacer  casas capaces de autoabastecerse y generar energía en exceso  son continuos. Paneles fotovoltaicos clásicos, paneles capaces de captar radiación infrarroja también en la noche, paneles de microalgas, biogás,…Pasado el punto de inflexión el crecimiento de los desarrollos inherentes avanza en forma exponencial. Al final del camino un mundo con bajo consumo de combustibles fósiles y una distribución más equitativa de la producción de energía tendiente a un mejor reparto de recursos económicos y disminuir  la pobreza.  
Vídeos complementarios:
Paneles solares con microalgas.
Energía y pobreza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario