viernes, 31 de marzo de 2017

Nanorrevestimiento reduce el fracaso del implante dental.

Los implantes dentales son una forma exitosa de tratamiento para los pacientes, no obstante, entre el 5 y 10% de todos los implantes dentales fallan por problemas mecánicos, mala conexión con los huesos en los que se implantan, infección o rechazo.  La razón principal del fracaso del implante la constituye un proceso inflamatorio destructivo de los tejidos blandos y duros lindantes a los implantes. Esto ocurre cuando los microorganismos patógenos de la boca y de la cavidad oral se desarrollan en forma de biopelículas capaces de proteger y estimular su crecimiento. Si en los implantes dentales se generan biopelículas patógenas generalmente deben ser eliminados. Un equipo de investigación formado por científicos de la Universidad de Plymouth (Reino Unido), realizaron una nanocobertura para reducir el riesgo en los implantes. Crearon un nanorrevestimiento formado por una combinación de plata, óxido de titanio y nanohidroxiapatita. La aplicación de la nanocobertura en la superficie de los implantes de aleación de titanio inhibe con éxito el crecimiento bacteriano y reduce la formación de la biopelícula en un 97,5%. También ayuda a crear una superficie con propiedades anti-biopelícula que mejora la integración con el hueso circundante y acelera la cicatrización ósea.
La Academia Americana de Implantología estima un mercado americano y europeo para los implantes dentales de 4.200 millones de dólares para el año 2022. Sólo en los EEUU se están realizando 500.000 implantes anuales. El nanorrevestimiento constituye un avance económico e interesante para disminuir los fracasos y aumentar la eficiencia de los implantes dentales

No hay comentarios:

Publicar un comentario