sábado, 13 de junio de 2015

Nanopartículas “Wi-Fi” para hablar con el cerebro.

Sakhrat Khizroev, investigador de la Florida International University-Miami, y su equipo insertan 20.000 millones de nanopartículas magnetoeléctricas (MENs) en cerebros de ratones. A continuación aplican un campo magnético para inducir en las nanopartículas un campo eléctrico. Un electroencefalograma demuestra que la región rodeada de nanopartículas se ilumina estimulada por el campo eléctrico generado…
Las nanopartículas magnetoeléctricas se descubrieron en el año 2014, cuando son estimuladas por un campo magnético externo producen un campo eléctrico. Si tales nanopartículas se colocan junto a las neuronas, el campo eléctrico permite su comunicación con los circuitos eléctricos de la red neuronal por ser la  electricidad el lenguaje del cerebro. Tal vez llegó la ahora de hablar con él sin necesidad de cables o implantes. El objetivo de S. Khizroev es construir un sistema para interactuar con la actividad cerebral con la finalidad de orientar con precisión los tratamientos médicos. Debido a que las responden de manera diferente a distintas frecuencias del campo magnético pueden ajustarse para liberar variados fármacos. “Cuando se inyectan en el cerebro  podemos verlo y si fuera necesario liberar un medicamento específico dentro de una neurona específica", dice S. Khizroev. Más allá del alcance de la investigación actual, el sistema propuesto, inyectable y muy pequeño, constituido por 20.000 millones de nanopartículas "magnetoeléctricas" puede ofrecer una nueva manera de interactuar con los ordenadores a distancia. Nuestros estados cerebrales se convertirían entonces en parámetros de entrada a las computadoras y al  mundo fascinante de “hablar” directamente con el cerebro.
Lectura complementaria: