sábado, 17 de junio de 2017

SENSE.nano para MIT.nano.

Ante la proximidad de la apertura oficial del nuevo edificio MIT.nano, que albergará algunas de las instalaciones más importantes del mundo para la investigación en nanociencia y la nanotecnología, el Massachusetts Institute of Technology (MIT), lanzó oficialmente un nuevo “centro de excelencia” llamado SENSE.nano, que se dedicará a “empujar” las fronteras de la investigación en nanotecnología. El MIT es “famoso por hacer”, cuenta con una comunidad de fabricantes y una concentración de personas brillantes contentos de compartir sus experiencias y sus ideas. En una escala mucho más grande, esta misma magia se espera, en la creación de SENSE.nano. Como primera actividad el “centro de excelencia” reunirá a una amplia gama de investigadores, inventores y empresarios fascinados por la potencial aplicación de sensores y sistemas de detección para transformar nuestro planeta. El desarrollo generalizado de nuevos tipos y dispositivos de detección podría solucionar muchos de los problemas más acuciantes de la actualidad. Dicha tecnología puede resolver los problemas que han plagado a la humanidad desde hace milenios, incluyendo la seguridad alimentaria y del agua, la salud, y la degradación del medio ambiente. 
Un equipo de docentes y estudiantes del MIT han estado desarrollando nanosensores de bajo costo para ser incorporados en el envasado de frutas y verduras. Los sensores podrían detectar la acumulación de gases conducentes a la maduración prematura o descomposición, como una manera de reducir la cantidad de comida desperdiciada durante el transporte y almacenamiento. Otro ha desarrollado  fibras flexibles extensibles para su implantación en el cerebro y la médula espinal, lo que en última instancia podrían conducir a formas de restaurar el movimiento de las personas con lesiones de la médula espinal.
Existe la posibilidad concreta de acceder a los datos sobre cómo el mundo funciona realmente, y con esos datos, dar el siguiente paso de influir en el medio ambiente para mejorar nuestra salud, proteger el entorno natural, y controlar edificios, estructuras y dispositivos para asegurarse su correcto funcionamiento.  La oportunidad es enorme. “El futuro se mide en nanómetros”, dice Vladimir Bulovic, profesor del MIT .

MIT.nano

Lectura complementaria:
MIT News.