sábado, 14 de abril de 2018

Nanopartículas hibridas para el cáncer de pulmón.

El tipo más común de cáncer de pulmón es el no microcítico con una tasa de supervivencia, luego de los tratamientos usuales, del 36% a los cinco años. Los investigadores del Jefferson College of Pharmacy han desarrollando un nuevo enfoque de tratamiento con nanopartículas hibridas que resultó efectivo en los modelos de pruebas en ratones. La investigación “Evaluation of MUC1-Aptamer Functionalized Hybrid Nanoparticles for Targeted Delivery of miRNA-29b to Nonsmall Cell Lung Cancer”, fue publicada en la revista Molecular Pharmaceutics.
Los aptámeros son oligonucleótidos de cadena sencilla (ssDNA y RNA), con tamaños entre 70 y 100 nucleótidos, capaces de reconocer de forma específica y con alta afinidad a varios tipos de moléculas diana (moléculas que están presentes en distintos tipos de cáncer) unirse e interactuar con ellas de forma de interferir en las funciones biológicas de las moléculas y por ende limitar la vida de las células involucradas. 
Modelo de nanopartícula hibrida
Las nanopartículas se diseñaron para liberar un aptámero, el microRNA 29b,  capaz de detener el crecimiento del tumor y hacerlo más susceptible a la quimioterapia. Si se lo administra inyección se degrada rápidamente en el torrente sanguíneo o es recogido y eliminado por las células inmunes sin producir efecto alguno. Para eludir estas limitaciones desarrollaron nanopartículas hidridas compuestas de un anticuerpo humano, la inmunoglobulina G (IgG), para ocultar la partícula al sistema inmune, el antígeno MUC1 que actúa como un sistema de navegación que guía las nanopartículas hacia los tumores pulmonares y finalmente la carga terapéutica, el aptámero microRNA-29b. El conjunto se une utilizando un polímero adhesivo llamado poloxamer-188. 
Los citados componentes forman una nanopartícula esférica con capacidad demostrada de encontrar adecuadamente y reducir los tumores pulmonares no microcíticos. La investigación en animales es sólo un inicio, un paso previo a las pruebas clínicas en humanos; no obstante, la estrategia concebida de realizar nanopartículas hidridas capaces de burlar el sistema inmunológico,  dirigirse al tumor y descargar el aptámero en el sitio específico para detener la proliferación maligna, se visualiza como una vía prometedora para combatir el cáncer, es este caso, de pulmón. 

Lectura complementaria: