sábado, 22 de febrero de 2014

Respuesta de empresas biotecnológicas a la esclerosis múltiple y la hepatitis C.

Durante el 2013 la FDA (Food and Drug Administration) aprobó dos nuevos medicamentos de vital importancia. El dimetilfumarato desarrollado por la  empresa Biogen Idec, un nuevo tratamiento oral de primera línea para personas que padecen formas recidivantes de esclerosis múltiple. El dimetilfumarato ha demostrado clínicamente reducir de manera significativa los brotes y el desarrollo de lesiones cerebrales. Asimismo, retrasa la progresión de la discapacidad a lo largo del tiempo, demostrando un perfil de seguridad y tolerancia favorable. El tratamiento sólo requiere la ingesta de un comprimido dos veces al día para mejorar  la manera de vivir de los pacientes con esta enfermedad crónica. En diciembre del 2013 la FDA aprobó a la empresa Gilead Sciences el medicamento Sovaldi ™ (sofosbuvir) que se administra por vía oral una vez al día para el tratamiento de la infección por hepatitis C crónica. Se ha establecido su eficacia en sujetos con hepatitis C (genotipos 1, 2, 3 o 4), incluyendo aquellos con carcinoma hepatocelular, para  los que esperan trasplante de hígado y los que tienen coinfección HCV/HIV-1. Se estima que a la empresa Gilead el producto le podría reportar este año ingresos por 3.000 millones de dólares y a Biogen Idec, el dimetilfumarato, ingresos por 1,000 millones de dólares anuales. Una gran ayuda para los enfermos crónicos, un buen negocio para la empresas  biotecnológicas que capitalizan el conocimiento de vanguardia.