sábado, 15 de agosto de 2015

Estaneno. El superconductor 2D que faltaba.

La obtención del grafeno, un material formado por carbono puro, con átomos dispuestos en forma hexagonal en una hoja de un átomo de espesor, muy elástico,  200 veces más resistente que el acero,  excelente conductor del calor y la electricidad, impermeable y con un  movimiento de electrones 230 % más rápido que en el silicio; estimuló muchos estudios sobre materiales 2D con propiedades extraordinarias, con especial atención en los elementos del grupo IV de la tabla periódica: Si, Ge y Sn. Es así como se lograron  hojas de siliceno de un átomo de espesor, hechas con átomos de silicio y el germaneno, hechas con átomos de germanio. El 3 de agosto, en la publicación Nature Materials, investigadores de la Universidad de Stanford y de la Universidad Jiao Tong de Shangái  presentaron una película de estaño de un solo átomo de espesor denominada estaneno o stanene (del latín stannum). Muchos de los materiales 2D conocidos son excelentes conductores de la electricidad, pero el estaneno es especial. A temperatura ambiente, sus electrones viajan a lo largo de los bordes de la malla sin colisionar con otros electrones y átomos como ocurre en la mayoría de los materiales.  El estaneno constituye un aislante topológico, en el cual los  electrones no pueden viajar a través del centro del material pero pueden moverse libremente a lo largo de su borde. Esto debería permitir la conducción eléctrica sin perdida de energía en forma de calor residual, de acuerdo con las predicciones realizadas en el año 2013 por Shou-Cheng Zhang, físico de la Universidad de Stanford, co-autor del estudio. Una película delgada de estaneno debería ser la carretera perfecta para transportar la corriente en circuitos eléctricos. Si bien todavía faltan varias comprobaciones experimentales, el  estaneno, sería la única estructura 2D de un átomo de grosor con una eficacia del 100% para conducir la electricidad. Un superconductor a temperatura ambiente capaz de revolucionar la industria electrónica.

Lectura complementaria: