sábado, 31 de octubre de 2015

Ni farmacéuticas, ni narcotráfico.Hágalo usted mismo.

En la publicación “An enzyme-coupled biosensor (S)-reticuline production in yeast from glucosa” (Nature Chemical Biology), investigadores de Estados Unidos y Canadá presentan un nuevo tipo de levadura de cerveza (Saccharomyces cerevisiae) modificada genéticamente capaz de transformar la tirosina, un derivado de la glucosa, en el compuesto (S)-reticulina (clave para la obtención de muchos alcaloides); el cual es utilizando por otros microoganismos modificados genéticamente para producir opioides  fundamentales como la codeína y la morfina, drogas base de muchos fármacos contra el dolor. Hasta ahora la única forma de producir estas sustancias y otras como la heroína era cultivando la planta del opio. El logro, adaptable a la producción de otras drogas ilegales,  es tan prometedor como peligroso. Por un lado abre la puerta a la producción de fármacos muy baratos y sin necesidad de extraer los principios activos de las  plantas. Por otro puede inaugurar una era en la que cualquier persona pueda producir derivados del opio caseros con un equipo de fermentación básico. La metodología propuesta no solo inquieta a muchas compañías farmacéuticas, también podría asestar un golpe mortal a los grandes traficantes de drogas. ¿Comenzará la era del "hágalo usted mismo"? …
Lectura conplementaria: