sábado, 8 de octubre de 2016

Cuantifican el nanodelivery de fármacos en las células.

La nanotecnología presenta un gran potencial para la detección y tratamiento de enfermedades, sin embargo, para progresar hacia el uso humano de agentes tan diminutos debemos comprender plenamente los mecanismos subyacentes a la captación intracelular dentro de nuestras redes biológicas complejas. Investigadores de la Universidad de Illinois en el artículo “Hyperspectral Imaging Offers Visual and Quantitative Evidence of Drug Release from Zwitterionic-Phospholipid-Nanocarbon When Concurrently Tracked in 3D Intracellular Space”, publicado el 3 de octubre en la revista Advanced Functional Materials,  muestran como el éxito de la entrega de medicamentos en el interior de una célula con nanopartículas se puede cuantificar. El artículo intenta dar respuesta a preguntas cruciales ¿Cuánto fármaco está siendo liberado de la nanopartícula cuando entran en las células? ¿Hay una manera de seguir el progreso del proceso de entrega? ¿Cómo podemos cuantificar la cantidad del medicamento liberado de la partícula y cuánto se conserva todavía dentro? Nanopartículas con menos de 30 nanómetros estabilizadas con fosfolípidos pueden detectarse y cuantificarse sin necesidad de utilizar un fluoróforo mediante la técnica de imagen hiperespectral (detecta y cuantifica). La técnica permite mapear con precisión la cantidad de medicamento liberado de la nanopartícula en un punto y tiempo dado. El equipo de investigación diseñó un sistema formado por un híbrido (una molécula neutra con ambas cargas eléctricas positivas y negativas) y nanopartículas estabilizadas con fosfolípidos como modelo para el seguimiento de la entrega fluorescente (y no fluorescente) de fármacos. Los resultados confirman que las nanopartículas pueden ser mapeadas y medidas simultáneamente, lo que proporciona nuevas vías en la caracterización espacio-temporal y de detección sincronizada, permitiendo la cuantificación de la carga útil y del portador. Los resultados establecen la posibilidad de mapear con precisión la cantidad de medicamento liberada de la partícula en un momento dado y también arrojan luz sobre el mecanismo de la ruta de la nanopartícula para internalizarse dentro de una célula, por ejemplo cancerígena. La información espacial y espectral de un nanotransportador y su carga, basada en la luminiscencia, es crucial para la detección de la enfermedad y su tratamiento en entornos biológicos complejos.


Lectura complemantaria: