sábado, 16 de septiembre de 2017

La “nanoelectrónica elástica” hace piel artificial con tacto.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Houston ha informado de un avance en nanoelectrónica conducente a una piel artificial, aplicable a una mano robótica. La tecnología además se puede utilizar, con ventajas, en una  amplia gama de dispositivos biomédicos.
El trabajo, publicado en la revista Science Advances, describe un nuevo mecanismo para producir electrónica elástica, un proceso que depende de materiales fácilmente disponibles con posibilidad de producción comercial.
La estrategia general consiste en una la ingeniería con arquitectura especial para acomodar o eliminar la tensión mecánica en materiales electrónicos no estirables mientras el conjunto se estira. Los semiconductores-sensores, procesados ​​en solución, son completamente elásticos e intrínsecamente extensibles debido los materiales elastoméricos utilizados. Básicamente el nuevo producto contiene nanofibrillas de P3HT-NF [poli (3-hexiltiofeno-2,5-diil)] y nanopartículas de Au con nanocables de plata (AuNP-AgNW) en PDMS (polidimetilsiloxano). Los transistores de película delgada fabricados conservan sus prestaciones eléctricas en más de un 55% cuando el estiramiento es del  50%.

Crédito: Universidad de Houston
Los investigadores  consideran la posibilidad de utilizar la nueva “nanoelectrónica elástica”, estirable, en una amplia gama de aplicaciones tales como pieles artificiales, implantes biomédicos y guantes quirúrgicos.

Lectura complementaria: