sábado, 31 de marzo de 2012

Vulnerabilidad genética frente a la gripe.

El 25 de marzo un equipo de investigación integrado por 24 científicos de ocho instituciones distintas de Estados Unidos y Reino Unido publicaron el artículo “ IFITM3 restricts the morbidity and mortality associated with influenza”. Ellos descubrieron que el gen IFITM regula la producción de una proteína de la membrana de las células (denominada transmembrana interferón-inducible) la cual restringe la replicación de múltiples virus limitando su penetración en la célula.  En distintos cultivos se observó que las células con mutaciones en el citado gen eran más susceptibles a la infección. En general este tipo de mutaciones están presentes en una de 400 personas, sin embargo en la epidemia de gripe del año 2009 (H1N1), en los hospitalizados por la enfermedad la relación subía a uno de cada 20. Las personas con mutaciones genéticas en el gen IFITM presentan defensas debilitadas ante varias infecciones víricas. 
A partir de ahora los estudios de toxicidad de un virus no deberán centrarse solo en la genética del patógeno, también deberán hacerlo en la genética del infectado. Otro ejemplo de la importancia de disponer de la secuencia del genoma de cada individuo y de la tan próxima secuenciación humana masiva.
Todos los caminos conducen a Roma. Todas las enfermedades, al genoma.