sábado, 29 de agosto de 2015

La magia de la ingeniería genética en los cigarrillos.

La compañía biotecnológica estadounidense 22nd Century Group lanzó el mercado europeo (España) los primeros cigarrillos sin nicotina. Si hay café sin cafeína y cerveza sin alcohol, ¿por qué no tabaco sin nicotina?; pregunta que se hizo hace más de 15 años Joseph Pandolfino, fundador de 22nd Century Group. La compañía de los Estados Unidos se alió en 1997 con Mark Conkling director de programas de biotecnología en la Universidad de Carolina del Norte. Tras cinco años de investigaciones lograron modificar genéticamente la planta de tabaco para reducir drásticamente el contenido de nicotina. Bajo la marca Magic acaba de comenzar la comercialización de cigarrillos sin nicotina en Madrid a un precio de 4,85 euros la caja. En un recuadro indica 0,0 miligramos de nicotina. Su sabor es similar al del tabaco negro, pero suave en la garganta. En 2013, 22nd Century Group, realizó un acuerdo con la British American Tobacco para acceder a su tecnología durante cuatro años. La empresa también asegura que está desarrollando un nuevo tipo de cigarrillo, el X-22, también sin nicotina, para ser empleado como método para dejar de fumar, el cual  ya fue probado por 2.438 fumadores. La tecnología utilizada está protegida por 185 patentes aprobadas,  más un adicional de 54 solicitudes de patentes pendientes en todo el mundo. Eliminar la nicotina del cigarrillo no disminuye sus efectos cancerígenos, pero sí la adicción al cigarrillo debida a los alcaloides.  Un ejemplo concreto de la aplicación de la ingeniería genética para mejorar masivamente la salud de la población.

Lectura complementaria: