sábado, 9 de junio de 2018

Impacto estratégico de la nanotecnología en la sociedad, los negocios y la economía.

La rápida evolución tecnológica constituye la base del crecimiento exponencial de la innovación. Los avances de las nuevas tecnologías (Nano-Bio-Info y Cognotecnología / NBIC) han ido más allá de nuestra capacidad para pronosticar con precisión su impacto en la sociedad,  los negocios y la economía. Es necesario contar con el conocimiento adecuado para visualizar en tiempo real el nuevo contexto. 
Estamos en medio de un cambio de paradigma en el cual las ciencias destinadas al conocimiento de la naturaleza se reemplazan por ciencias-tecnologías integradas destinadas a trasformar la naturaleza para restituir pautas perdidas, dar respuestas a las necesidades socioeconómicas  y hacer posible la vida en la tierra.
Nuestra civilización es testigo del cambio tecnológico más rápido y exhaustivo de la historia. La nanotecnología tiene las características necesarias para redefinir, remodelar y transformar las economías y las sociedades a escala mundial. La manipulación, por primera vez,  de la materia a nivel atómico forzará la reevaluación de los mercados globales, las economías y las industrias en una escala nunca antes experimentada por la humanidad.  La naturaleza omnipresente de la nanotecnología como ciencia-tecnología fundamental tiene aplicaciones en numerosos servicios e industrias vinculados, entre otros,  con la salud, los materiales, la electrónica, los robots, la fotónica y la preservación del ambiente.
 "Arte nanofotónico"
Crédito de la imagen: Raúl Almirón-Alberto L. D'Andrea
¿Por qué es tan importante considerar su impacto? La nanotecnología puede brindar las herramientas para diseñar tanto la materia inorgánica como la orgánica  a nivel atómico con el potencial de realinear la sociedad y cambiar la estructura de los negocios. También puede hacer surgir nuevos modelos comerciales, herramientas de diseño y estrategias de fabricación a precios muy reducidos y altamente eficientes. Si los desarrollos en nanotecnología son capaces de alcanzar una masa crítica en el suministro de avances radicalmente innovadores como, por ejemplo, en el autoensamblaje automatizado, la mayoría de las industrias verticales se verán influenciadas. Las cadenas de suministro industrial y postindustrial cambiarán. ¿Qué pasaría si en las líneas de fabricación para hacer computadoras se redujeran los costos en un 50%? ¿Qué sucedería si el desarrollo de medicamentos y sus costos de fabricación bajaran un 70%? ¿Qué ocurriría si la generación de energía no dependiera más de los combustibles fósiles? ¿Cuál sería el impacto si se aplica la nanotecnología en las reducción de los costos de los bienes y servicios esenciales que afectan la calidad de vida, la salud, el hábitat y el transporte?  Seguramente ocurriría un impacto dramático en nuestro estilo de vida. La mayoría de las cadenas de valor, vínculos de apoyo, las alianzas y los canales de distribución serán alterados. Se reformarán las instituciones de aprendizaje, los servicios financieros y la industria manufacturera. Imaginemos la aparición de un nanochip con la capacidad de  procesamiento de diez supercomputadoras por el precio de un reloj de cuarzo y más pequeño que un llavero.  Imaginenos un material superfuerte y barato para la construcción y la fabricación capaz de eliminar el mercado del acero y de los plásticos. A medida que la economía mundial siga siendo transformada por las nuevas tecnologías, se desarrollará una intensa competencia por el talento, la propiedad intelectual, el capital y la experiencia tecnológica.  
Mientras la nanotecnología se desplaza de lo teórico a lo práctico, el posible impacto en la sociedad, los negocios, y la economía se hará cada vez más evidente impulsando las respuestas a las problemáticas actuales. Debemos tener la capacidad de configurar el estratégico futuro nanotecnológico de nuestras naciones. 

Lectura complementaria: