viernes, 29 de junio de 2012

Biofábrica hepática para “desnicotinizar”

Un equipo de 12 científicos del Weill Cornell Medical College (Nueva York) dirigido por el Dr. Ronald G. Cristal publicaron en la revista Science Translational Medicine del 27 de junio el trabajo de investigación "AAV (adeno-associated virus)-Direct Persistent Expression of a Gene Encoding Anti-Nicotine Antibody for Smoking Cessation", en el cual presentan la obtención    de una  vacuna  basada en la utilización del hígado como una fábrica para producir continuamente anticuerpos monoclonales que “se comen” a la nicotina al entrar en el torrente sanguíneo, evitando su llegada al cerebro e impidiendo la sensación de satisfacción. De esta manera, el hígado es usado como una fábrica, ubicada en el cuerpo del individuo, para producir continuamente anticuerpos.  Ronald Crystal, presidente y profesor de Medicina Genética del Weill Cornell Medical College, expresa "por lo que podemos ver, la mejor manera de tratar la adicción a la nicotina crónica de fumar es tener estos anticuerpos Pac-man” , que sirven para depurar la sangre según sea necesario, antes de que la nicotina pueda tener algún efecto biológico".   La vacuna sólo se probó en ratones. Los científicos prevén ahora probar la vacuna contra la nicotina en ratas y monos como un paso necesario  a la prueba en los seres humanos.    En caso de tener éxito en humanos, "la vacuna podría ser usada para prevenir el hábito del tabaco y adelantarse a la adicción a la nicotina en las personas que nunca fumaron”.  La estrategia biotecnológica podría ayudar a los millones de fumadores que han intentado dejar el cigarrillo agotando, sin éxito,  todos los métodos existentes actualmente en el mercado.