sábado, 27 de septiembre de 2014

Nanobazo artificial.

En una de las publicaciones de Nature Medicine (septiembre del 2014) se presenta el artículo “An extracorporeal blood-cleansing device for sepsis therapy”, investigación realizada por un equipo de ocho científicos del Instituto Wyss de Harvard, en el cual se describe un dispositivo de limpieza que permite eliminar en forma continua patógenos y toxinas de la sangre sin necesidad de identificar primero al agente infeccioso. El nuevo dispositivo, denominado "bazo artificial" elimina mecánicamente los patógenos del torrente sanguíneo permitiendo reducir la dependencia de fuertes dosis de antibióticos. La clave del éxito la constituyen perlas magnéticas de tamaño manométrico (nanocuentas) recubiertas con una versión genéticamente modificada de una proteína del sistema inmunitario (mannose binding lectin, MBL, también conocida como mannose binding protein, MBP). Esta proteína se une a las moléculas de “azúcar” en las superficies de más de 90 diferentes bacterias, virus y hongos, así como a las toxinas liberadas por las bacterias muertas. Cuando las nanocuentas-MBL se mezclan con sangre infectada se adhieren a los patógenos, y luego, como la sangre pasa a través de los canales internos del dispositivo, los imanes sacan las perlas con los patógenos adheridos. La sangre limpia se devuelve al paciente. El método elimina eficazmente múltiples bacterias Gram negativas y Gram positivas, hongos y endotoxinas de la sangre humana pudiendo procesar cada unidad hasta 1,25 litros por hora. Los investigadores predicen que el “nanobazo artificial” podrá algún día jugar un papel importante en el tratamiento del VIH y del Ébola bajando el nivel del virus en la sangre a niveles manejables. El dispositivo también podría ayudar a los científicos a recolectar los virus de la sangre para estudiar mejores formas de tratarlos. 
Un buen ejemplo de complementación de la nanotecnología (nanocuentas magnéticas) y de la biotecnología (ingeniería genética de proteínas); dos de las tecnologías de convergencia (NBIC: Nano, Bio, Info, Cogno) en una prometedora terapia conjunta.