sábado, 11 de octubre de 2014

Un premio Nobel con la mira en las NBIC.

El estadounidense John O'Keefe y los noruegos May-Britt Moser y Edvard I. Moser ganaron esta semana  el Premio Nobel de Medicina 2014 por descubrir el mecanismo del cerebro vinculado a nuestra orientación en el espacio; es decir las células del  sistema de posicionamiento del cerebro que nos permiten entender cómo el cerebro crea un mapa del espacio y cómo podemos navegar en nuestro camino a través de un entorno complejo. El hallazgo podría ayudar a explicar por qué los pacientes con Alzheimer no pueden reconocer su entorno, pero también para realizar circuitos equivalentes capaces de  orientar en el entorno a futuros robots cognitivos. El estadounidense John O'Keefe es Doctor de Psicología Fisiológica por la Universidad McGill de Canadá. En 1987, fue nombrado profesor de Neurociencia Cognitiva de dicha Universidad y actualmente es director del Centro Wellcome Sainsbury de Circuitos Neuronales y Comportamiento en el University College de Londres. May-Britt Moser, la undécima mujer galardonada con el Nóbel de Medicina, estudió Psicología en la Universidad de Oslo y se doctoró en neuropsicología en 1995. Actualmente es directora del Centro de Computación Neuronal en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología en Trondheim. Edvard I. Moser, Es Doctor en Neurofisiología por la Universidad de Oslo. Actualmente es director del Instituto Kavli para los Sistemas de Neurociencia en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología en Trondheim.
Doctores en psicología fisiológica, neuropsicología y en neurofisiología premiados por sus investigaciones en la frontera del conocimiento de las NBIC (tecnologías de convergencia: Nano, Bio, Info y Cogno); premiados por avanzar sobre los fundamentos de la cognociencia, una base de lanzamiento hacia la cognotecnología. Mucho más que una simple tendencia…

Lectura complementaria:
Comprender el mundo desde la NBIC.